lunes, octubre 29, 2007

O Rei Diego


Ring rin ring

- Diego??
- Sí, soy yo mismo, vivito y coleando
- Oye, que ya hace diez años que te retiraste del fútbol activo. Como te va todo? Más tranquilo?
- Sinceramente creo que, después de una época negra que me ha durado más de lo esperado y que casi me causa la muerte, he encontrado mi sitio.
- Estos días hemos estado repasando tus vicisitudes en los últimos años de profesional y cuando colgaste las botas? Qué paso, Diego?
- Vaya preguntitas pibe!! Y yo que se, cuando salía de una me metía en otra. Mi adicción a la cocaína me llevó por el mal camino, malas compañías, acusaciones de fraude, contrabando y cuando conseguí quitarme de todo y volver a competir me acusan de doping y ahí me hundí. En ese momento entré en un espiral y no podía salir, mi deterioro físico y mental (a todas luces visible) no me importaba, me creía invencible. Soy Diego, el Gran Diego me repetía , pero he comprobado que soy de carne y hueso.
- No debe ser fácil ser un ídolo, un semi Dios para la nación argentina. Te pudo la presión?
- No te negaré que me volví loco. Es algo irracional el sentimiento que sienten los argentinos hacia mi figura. A ellos se lo debo todo, lo bueno y lo malo, pero me hizo perder el mundo de vista. Al principio te gusta, disfrutas, pero cuando ves las locuras que llega a hacer la gente (como crear una iglesia maradoniana) haces que vivas en Olimpo y te creas inmortal. Esa fue mi perdición.
- Ahora luces mejor aspecto pero durante un tiempo dabas hasta lástima..
- Ni me lo recuerdes. Estaba como ido. No me importaba nada. Me divorcié y deje de cuidarme. Asado por aquí, grandes dosis de alcohol y mis habanos que no falten. Y claro, luego pasó lo que pasó y empezó mi gira por las clínicas de desintoxicación, mis recaídas, mis ingresos al borde de la muerte y el posterior "extreme-makeover".
- Todavia repasas vídeos de tus jugadas?
- Dame un par de meses y te las vuelvo a hacer (sonora carcajada, jajaja). Obvio que las he visto y más cuando pasan los años y las recuerdan. Era otro fútbol, se jugaba a otra velocidad y yo me salía.
- No te preguntaré por tus incontables sucesores? Vaya losa que a algún futbolista joven que despunta lo comparen contigo?
- Es una boludez, les hace más mal que bien. Todos los jugadores deberían tener su propio estilo y compararles conmigo hace que muchos de ellos caigan por el camino. El último es Leo Messí y me copia hasta el gol con la mano, jajaja, pero es rebueno. A ver si acaba de explotar.
- Diego, hacemos unos toques?
- Venga, a quien se le caiga la pelota paga la comida.
-Gracias Diego, te veo en Barcelona.
-A vos, pero no me traigas a Goikoetxea que aún me duele la pierna al recordarlo. Ahh y cuando pienses en mi hazlo con Rodrigo de fondo. Ciao pibe!!

1 comentarios:

Blogger Enric Tomàs ha dicho...

Bon repàs a la biografia maradoniana. No obstant, no comparteixo del tot això que diu el Diego de què "he encontrado mi sitio". Sembla que el Pelusa ha canviat la coca per l'alcohol. Aquest paio surt d'una per entrar en una altra. Suposo que la gent l'ha envoltat han estat autèntiques sangoneres, que han vist en ell al típic noi sense recursos de cap tipus per treure-li tot el que han pogut i més.

1:11 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal